¿Qué es la Carboxiterapia?

La Carboxiterapia es una técnica no quirúrgica en el cual el gas dióxido de carbono, CO2, es administrado de forma intradérmica con aparatología de última Generación “CARBOXY-PEN® de esta forma se controla el flujo del gas que el medico quiere administrar y la profundidad de la aguja. La técnica puede ser aplicada sola o en combinación con otras como la Mesoterapia, PRP, etc. Su origen se remonta a los años 50 en Francia, cuando un grupo de cardiólogos desarrollando tratamientos para diferentes condiciones médicas relacionadas con la mala circulación y cicatrización de heridas, extendieron los estudios hacia tratamientos de la acumulación de grasa y otras condiciones estéticas.

¿Que podemos Tratar con la Carboxiterapia?

La Carboxiterapia es utilizada para sanar o combatir el exceso de grasa en el cuerpo, la celulitis, el envejecimiento corporal y facial, la flacidez, las micro venas varicosas, Ojeras oscuras, reducir las cicatrices y las estrías. También es utilizada como tratamiento postoperatorio de la liposucción o cirugías estéticas para corregir irregularidades de la piel, prevenir fibrosis y mejorar los resultados. Su uso es común en las ramas de Reumatología, Angiología, Urología y Dermatología.

Única aprobada por la FDA.

CONTRAINDICACIONES La Carboxiterapia es para pacientes que gocen de buena salud

Los que sufran de insuficiencia hepática (hígado), respiratoria, renal (riñón) y cardiaca, diabetes, cáncer, trastornos de la circulación, epilepsia, otros problemas de corazón, hígado y riñón, asma activa y problemas o infecciones en el área a ser tratada podrían no estar calificados para recibir este tratamiento. Las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia tampoco podrán aplicarse este tratamiento.