La Electroterapia muscular es una técnica que se usa en los casos de músculos blandos En general las zonas más proclives a volverse flácidas son los brazos, abdomen, muslos y nalgas, con la finalidad de aumentar su vigor y tonicidad, gracias a pequeños estímulos eléctricos, capaces de contraer las fibras musculares por medio de electrodos colocados sobre la piel.
Si bien estas técnicas son realmente eficaces, no hay que olvidar que para lograr resultados óptimos y duraderos la dieta equilibrada, hidratación, hábitos de vida saludables y ejercicio físico son indispensables.