La Microdermoabrasión es un procedimiento usado en tratamientos dermatológicos y estéticos para tratar hiperpigmentaciones o manchas del rostro, líneas de expresión y arrugas finas, acné y sus cicatrices.
Esta técnica conocida como Microdermoabrasión es un sistema de exfoliación mecánica mediante Puntas de Diamante con aspiración controlada, que va a arrastrar células muertas y deshechos de las capas superficiales de la piel de manera segura, uniforme, precisa e indolora.
La Microdermoabrasión es un tratamiento de gran valor para la salud y belleza de la piel, ya que el stress de la ciudad de Santiago, la contaminación, el paso del tiempo y otros factores generan la capa gruesa que se deposita en la epidermis impidiendo la absorción de productos de belleza, que aunque sean de excelente calidad, no penetrarán hacia capas más profundas, donde se espera que lleguen a nutrir, humectar, desmanchar y reparar nuestra piel. Como resultado de la exfoliación por microdermoabrasión, se produce la eliminación de células muertas y un estímulo a la renovación celular, que con el paso del tiempo se hace más lenta y deficiente, además se incrementa la producción de colágeno ayudando bastante con la flacidez del rostro.
Gracias a la microdermoabrasión la piel del rostro se vuelve más receptiva y permite la absorción de principios activos a estratos profundos de la piel, se atenúan arrugas finas y líneas de expresión en la cara. Se recomienda el uso de microdermoabrasión en:

  • Manchas de la piel
  • Acné y sus cicatrices (espinillas, puntos negros y blancos etc.)
  • Hidratación profunda
  • Rejuvenecimiento
  • Líneas de expresión, arrugas finas y medianas
  • Reduce el tamaño de poros dilatados de la piel